miércoles, 26 de agosto de 2015

Blanca y radiante va... la niña de los anillos

Pues eso. Que tras arduas negociaciones (que incluyen amenazas, juramentos, suplicas indignas, conatos de ataques de ansiedad, cambios de fechas, recortes en la lista de invitados hasta casi no ir ni nosotros y amor, mucho amor), el Cangués y una servidora nos casaremos en un par de semanas ante los ojos de unos pocos elegidos (pero pocos, pocos) y el señor concejal que tenga a bien enviarnos el Ayuntamiento de Piloña al cacho de prao con mejores vistas del mundo.


Una de las cosas que más ilusión me hacía de tener a la Cachorrina antes de casarnos, es que después ella podría estar en nuestra boda y llevarnos los anillos, divina ella, con su vestido de chantilly, su coronita de flores y sus encantadores rizos, con su padre esperando mientras ella corría loca de contenta a sus brazos y yo hacía lo propio detrás del brazo de mi padre mientras sonaban gaitas y todo era paz y armonía ceremonial.

Pero ahora que tengo a la Cachorrina loca hiperactiva me temo que el día de la boda decidirá endemoniarse porque no querrá ponerse el vestido, ni las flores, y se poseerá como la niña del exorcista si intento ponerle en los pies las bailarinas ideales a juego con el conjunto, en lugar de sus cangrejeras molonas con purpurina. Y correrá escapando de mí por el prao, monte abajo, y se pondrá perdida de "verdín", y me lanzará los anillos a la cara, y yo la perseguiré gritando en arameo antiguo y terminaré echa un asco, dando el si quiero con el vestido sucio, el pelo revuelto, nuevas líneas de expresión en la cara y una esperanza de vida más corta.

Pero... ¿y lo bien que lo vamos a pasar? 

17 comentarios:

  1. Pues yo seré una de las afortunadas que estaré allí para verlo y contarlo...que poco os queda ya!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya está aquíiiiiiiii!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

      Eliminar
  2. Lo mismo digo Sonia, ya nos falta poco.. que ilusión...y que emoción..

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena!! Será un momento mágico ver a la cachorrina compartir un día así con sus papis. Ya nos contarás qué tal se dio la aventura!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Cachorrina flipaba primero, pero luego bailó y disfrutó!! Fue genial... Aunque de llevar los anillos dijo que ni hablar, jajajaja....

      Eliminar
  4. Enhorabuena!! Será un momento mágico ver a la cachorrina compartir un día así con sus papis. Ya nos contarás qué tal se dio la aventura!

    ResponderEliminar
  5. como te entiendo! nosotros lo vivimos el año pasado, el dia que el peque cumplia 18 meses. mi mayor terror era wue no me dejara vestir, que pisoteara mi vestido antes de salir y que le entrara un ataque de mamitis nada mas empezar la ceremonia. Nada mas lejos de la realidad porque se porto genial y ahora el recuerdo de ese dia es 1000 veces mas bonito habiendolo vivido con él que si lo hubieramos hecho antes de tenerle. Ah, y las bodas con poca gente, lo mejor. Nosotros eramos 24 ylo pasamos genial. Besos y disfruta de tu dia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu boda fue parecida a la mía!! Poquitos y con la peque trasteando, jaja... Al final la Cachorrina también se lo pasó genial y se portó estupendamente :)

      Eliminar
  6. Jajaja, ya verás como todo sale genial. Y si no es perfecto, será natural, que es lo mejor.
    ¡Enhorabuena pareja!
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Natural sí que fue... Yo que siempre había soñado con un bodorrio por todo lo alto y mira... Encantada con mi chiquiboda!

      Eliminar
  7. Muchas felicidades!! Las fans de la Cachorrina queremos fotos!! ; )

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena, he visto las fotos de la boda en el último post, muy chulas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!!! Estoy deseando que el fotógrafo me envíe más!!!!

      Eliminar