martes, 28 de mayo de 2013

DIY: Cojín de lactancia

Ayer ya os comentaba en el blog que me parecía necesario para la alimentación del recién nacido un cojín de lactancia que nos facilite la tarea de amamantar al bebé o de darle el biberón.



Investigando en algunas tiendas y por internet me pareció que se habían pasado un pelo con los precios (los que yo he visto están entre 80 y 100 €), así que, dispuesta a ahorrarme el pastizal, me decidí por hacerlo yo misma, gracias a Eva, otra futura mami, del blog Actualizando a 2.1, que me facilitó este enlace a una página que mostraba un tutorial bastante sencillo sobre cómo hacer el cojín.

He de decir que después de ver el tutorial, me decidí por simplificar el asunto todavía más, vamos, que lo hice como me dio la gana, porque, para empezar, en lugar de imprimir el patrón, lo dibujé un poco a ojo para hacer el cojín un poco más grande y, en segundo lugar, porque no dividí la parte trasera del cojín en tres piezas para la cremallera, sino que me decidí por dejar la parte de atrás entera, igual que la de delante, colocando la cremallera en la costura de la parte de arriba, así en lugar de 4 piezas de tela, yo sólo trabajé con dos.

Para ser justos, también diré que el cojín del tutorial del enlace que os pongo quedó mucho más apañao que el mío, jaja, no nos vamos a engañar... Pero bueno, yo estoy contenta con el resultado y ¡creo que cumplirá su función más que de sobra!

Os dejo con los pasos que yo seguí:

1.- Materiales: Guata para el relleno (utilicé 1 metro de guata de 1'50 m de ancho, el equivalente más o menos que se utilizaría para rellenar una almohada de una cama de 90 cm), tela blanca para el cojín, tela de color para la funda, cremallera de 30 cm (si podéis cogerla más grande, que conseguí embutir por ella el cojín de milagro), alfileres, hilo, tijeras y máquina de coser. Decir que en los materiales, entre la guata, la tela del forro, la de la funda y la cremallera me gasté unos 9 euros que, en comparación con los 80 € que cuestan este tipo de cojines, pues es una ganga, oye.

2.- Dibujamos el patrón de nuestro cojín, o lo imprimimos del tutorial. Como no tenía papel para el patrón, utilicé papel de horno (para que veáis que se puede aprovechar cualquier cosa) y las medidas que yo utilicé son mayores que las del tutorial (68 cm de largo, 30 cm la parte más ancha, 22 cm las patas en su parte ancha; a partir de esas medidas las uní a ojo dándoles la forma que quería para el cojín). Unimos el patrón a la tela doblada por la mitad y cortamos, dejando 1 cm más o menos de margen para la costura. Repetimos la operación para cortar 2 piezas de la tela blanca del forro.





3.- Cosemos las dos piezas de tela del forro, que habremos unido con alfileres, dejando una abertura de unos 30-35 cm en la parte superior para  poder darle la vuelta al forro e introducir la guata (en el tutorial sólo manda dejar 10, pero con los sudores que yo pillé para meter la guata habiendo dejado 30 cm, ¡¡no sé cómo se puede meter si dejas sólo 10cm!!). Después rellenamos el cojín y cosemos la parte que habíamos dejado abierta a mano para que nos quede la puntada escondida. La guata la enrollé bien antes de meterla en el forro.





4.- Una vez que ya tenemos el cojín listo, pasamos a cortar y coser la funda, que será la que podamos lavar en caso de ensuciarse, por lo que lleva la cremallera que nos permitirá ponerla y quitarla. Para la funda haremos exactamente lo mismo que para el forro, sólo que antes de coser las dos piezas, empezaremos cosiendo la cremallera. Como os dije, yo no me compliqué y cosí la cremallera en la costura entre las dos piezas (delantera y trasera) de la funda, por la parte de arriba Así, para que os hagáis una idea, al poner la funda es como si le pusiéramos unos pantalones al cojín -metemos las patas primero y vamos subiendo-.



5.- Cosida la cremallera del revés, para que quede al derecho al dar la vuelta a la funda, la dejamos abierta y cosemos por todo el contorno las dos piezas de tela. ¡Importante lo de dejar la cremallera abierta, porque si no, no tendremos cómo darle la vuelta a la funda! Una vez cosida toda la funda, le damos la vuelta por el hueco de la cremallera.



6.- Para terminar, ya sólo nos queda ponerle la funda al cojín, cerrar la cremallera y ¡listo! Así me ha quedado mi cojín de lactancia para la cachorrina... como un croissant. 


En las fotos no se aprecia el tamaño, ¡pero es bastante grande!

Además de para la lactancia, el cojín puede utilizarse como apoyo y respaldo del bebé una vez que empieza a sentarse solito, o simplemente para dejarlo tumbado cómodamente después de comer. Si queréis ver más tipos de cojines y sus usos, os dejo con un post dedicado a ello del blog Mamá periodista, el cual os recomiendo porque yo aprendo un montón de su experiencia como mamá reciente.

Hoy de nuevo me toca preparación al parto y en el programa pone que nos hablarán del expulsivo... ¡a ver si no me asustan mucho! Seguid tan guap@s :)

14 comentarios:

  1. Lo que digo, que eres una artista. El cruasán te ha quedado muy bien, aunque yo hubiera elegido una tels estampada porque me parece que queda más gracioso. Ya verás qué bien te viene.
    Muchísimas gracias por la mención, me encanta que mi blog te resulte útil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí hubiera quedado mejor con una tela más diver, pero cuando la compré me salía más barata que las que tenían estampadas y tenía miedo que fuera una chapuza, jaja... así que con el tiempo seguramente le haga otra funda, y así tengo las dos para cambiar!! :)
      Pues sí que me es útil tu blog, porque explicas muy bien las cosas!!

      Eliminar
  2. Oye pues bien apañado te ha quedado!!

    Yo también había pensado en poner la cremallera en un lateral y arreando :D ya veremos si me animo a hacerlo o si me apaño con una almohada de las de toda la vida..

    PD: Muchas gracias por el enlace!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es que lo de la cremallera a mí me parecía trabajo extra innecesario, y por lo que veo a ti también!! :D

      Eliminar
  3. preciosa te quedo Pru!!! Pena q no estoy en casa..sino me haria una siguiendo tu tutorial..te cuento q seguimos internados.lo mas probable es que el viernes me hagan la cesarea..un beso grande para las dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía!! Qué nerviossss!! Mañana ya conocerás a tu bebé!!! Espero que estéis genial y que mañana salga todo de 10. Ya no falta nada!!!!!!!!! Cuídate y un besazo Lu!!!

      Eliminar
  4. Hola!!!!, ji, ahora que estoy con mi enana encima del cojín de lactancia... Lo mismo en unos meses te vendría que quedaran los brazos un poco más gordetes para apoyar mejor los brazos, jeje. Es solo una sujerencia, desde luego que te ha salido genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! Jeje, es que me quedó con forma de croissant al meterle el relleno, pero en las fotos parece que los brazos son más estrechos de lo que lo son, porque es bastante grande el cojín!! De todas formas ya os diré si me resulta práctico de usar o tengo que hacer otro modificando esas cosas :) Beso!!

      Eliminar
  5. ¡Mírala que apañada! Es verdad que son muy caros los cojines de lactancia y yo por eso no me animaba a tenerlo, pero mira, ahora que sé cómo fabricar uno casero igual voy cambiando de opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que yo pasaba de gastarme 80 euros en uno, así que mira, por menos de 10, me hice yo uno, aunque no quede tan mono como los comprados, lo importante es que sirva para lo que tiene que servir, no?? :D

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes razón porque yo ahora tengo una contractura en la espalda de darle el pecho en cualquier parte...

      Eliminar
  7. Muy bien explicado...una unica puntualizacion para todas...mejor k la guata k has usado...esta la guata "desmenuzada" como la llamo yo jijiji...es mas facil de manejar (por eso te pondria en el tutorial 10cm) y sobre todo no se te quedan bultitos...keda mucho mas uniforme...pork por muy bien k lo kieras poner,no llega a todas las esquinas y con esa si...es mi humilde opinion...jijiji...ya estoy poniendo en practica tus pasos!!gracias de nuevoo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Leticia, la verdad es que ni sabía que la había desmenuzada, jajaja, vaya bien me hubiera venido tu ayuda!!! Un besooo!

      Eliminar