domingo, 27 de abril de 2014

El gateo


Entre los 7 y los 10 meses aproximadamente los bebés ganan fuerza, se aguantan sentados perfectamente solos y comienzan a querer investigar lo que hay a su alrededor, no sólo lo que tienen a mano, sino cualquier cosa que les entre por los ojos. Es en ese afán por investigar todo aquello que capta su atención, que sienten la necesidad de desplazarse para alzanzarlo, primero intentando estirarse, haciendo poses imposibles de acróbata ruso, que ríete tú del Bikram Yoga, y después probando diversas maneras de llegar a él cuando los estiramientos no bastan. Es en este momento cuando muchos comienzan con la etapa del gateo.

El gateo es como se denomina tradicionalmente al desplazamiento del bebé a cuatro patas apoyado sobre las rodillas y las palmas de las manos, y que supone el paso previo a aprender a caminar. Sin embargo, muchos bebés omiten el gateo antes de ponerse en pie, o han aprendido a desplazarse otras formas que les resultan más cómodas y que ya les permiten alcanzar los objetos que les quedan más alejados. Algunos peques se desplazan reptando sobre la tripa, otros sentados, y otros arrastrando las piernas con los bracitos. El caso es conseguir moverse del sitio como sea hasta que aprenden a caminar. A todas esas formas de desplazamiento también se las considera gateo, así que cuando muchos padres dicen que sus hijos no han gateado, se refieren al movimiento a cuatro patas, aunque seguramente sus hijos si han gateado de otra manera, encontrando su propia forma de ir de un sitio a otro.




Antes de comenzar a gatear, el bebé debe tener desarrollada la fuerza de sus músculos de brazos, piernas y espalda, y debe poder sentarse y rodar solo. Una vez que consigue ésto y que mejora su sentido del equilibrio, mejora también su coordinación corporal, especialmente de brazos y piernas y es cuando puede intentar ponerse a cuatro patas.

Para estimular el movimiento autónomo del bebé basta con jugar con él, llamando su atención sobre diferentes objetos que se pueden ir colocando cada vez más lejos para que intente llegar hasta ellos como buenamente pueda. Si lo que queréis es tratar de estimular su gateo a cuatro patas, también puede funcionar enseñarle la posición con un cojín debajo o vuestras manos y balanceándolo ligeramente hacia adelante y hacia atrás. Seguramente así, cuando lo soltéis, siga a cuatro patas y también balanceándose. O podéis poneros a cuatro patas vosotros delante de él y tratar de jugar al pilla pilla, a ver si se arranca a perseguiros imitando vuestro movimiento.

La Cachorrina es de esos bebés que se desplazan como les da la gana y, aunque la hemos puesto a cuatro patas y se aguanta, para ir de un sitio a otro prefiere hacerlo cómodamente sentada. Se ve que es muy práctica y pasa de perder el tiempo cambiando de pose, así que sentada la dejas en un sitio, sentada se va peregrinando por casa, y sentada llega a destino a seguir jugando exactamente en la misma posición con aquello que iba a buscar. Tan a gusto y sin despeinarse, oiga. Y a veces es tan rápida y tan sigilosa. y mantiene tanto la pose, que pensamos que se teletransporta -hace chas y se sienta a tu lado, jojo-.

Y vuestr@s peques, ¿cómo gatean?, ¿hacéis algo para ayudarles a gatear?

Seguid tan guap@s :)

24 comentarios:

  1. Pues a veces le da por con el culo a saltitos y agitando las manos como si quisiera volar tal cual pollo y otras veces sentado sobre una pierna o tumbado crocreteando, eso si es un poco cagón y no sale de la habitación en la que esté, para tranquilidad mia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, por suerte la Cachorrina también es cagona!! :) Qué miedito cuando caminen y ya no tengan límites!!

      Eliminar
  2. Jejeje, qué simpática la cachorrina. Teneis una ninja en casa, rápida y sigilosa ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ninja es un rato, jaja... Además cuando quiere cojer algo que sabe que no le dejamos, es aún más sigilosa la tía... :D

      Eliminar
  3. Que chulo!! ya gatea la cachorrina! Eso quiere decir que tengo que ponerme las pilas, que Alba va detrás :D

    Alba aún no gatea pero si que "repta" se va moviendo, moviendo mientras está tumbada, lo que si que hace ya es la croqueta completa.

    Miedo me da cuando empiece :( que ya se ha caído una vez del sofá y aún estoy hiperventilando :(( cuando empiece a moverse voy a perder de golpe los 5 kilos que me sobran y 5 más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Alba se te suelta en cualquier momento!! Y tienen un peligro... la Cachorrina ya se comió la alfombra un par de veces y se estrelló contra la pata de la mesa otro par... en fin... así se hacen más fuertes y nosotras también!!! :D

      Eliminar
  4. mi peque no gateó, como mucho "culeó" que por lo que dices es la misma técnica de la cachorrina jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, jaja, el culeo les va más, que es más cómodo por lo que se ve, jaja...

      Eliminar
  5. Me acabo de enterar de que la pose de mi peque es la del remero jajaja,Izaro paso del gateo tradicional a este gateo tan raro,empezó muy pronto a gatear,a los siete meses,pero se ha quedado ahí,lo hace a una velocidad de vértigo y ahora ya da pasitos de pies pero como llega antes gateando se tira al suelo y no quiere andar la tia! por lo que veo la cachorrina sigue los pasos de la mia ;-),preparemos las deportivas jeje
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo menos Izaro llegó a gatear a cuatro patas!! Ésta nada, sólo sentada, pero así ya se apaña así que de la otra forma ni lo intenta!! Qué peligro cuando haya que correr detrás de ellas... ya contarás cómo te apañas, que tú vas delante :)

      Eliminar
  6. Lo de "remero" lo hacía el Miguel cuando gateaba y no sabes de que forma recorría la casa, incluso sentado, no se resistían ni las puertas. La verdad es que es un época en el que hay que estar muy atentos, pues se desplazan a una rapidez increible.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... la verdad es que parece imposible que sentados puedan ir tan rápido, no?? Por eso nos confiamos y al final nos llevamos unos sustos, yo al menos!! Miedito cuando empiece a caminar!!

      Eliminar
  7. En el grupo de crianza vi por por primera vez a una niña gateando de nalgas y casi me muero de la risa. iba a una velocidad tremenda pero con una hechura muy raruna ¡hasta ahora no sabía que esto podía ser normal! Yo sólo había visto bebés a 4 patas. ¡Lo que me quedará por ver en esto de la maternidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que cada día descubrimos cosas nuevas!! A ver qué estilo te coge la bichilla ;)

      Eliminar
  8. Te he dejado un premio en mi blog! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por acordarte de mí Marmes!! Un beso!!

      Eliminar
  9. Tampoco yo conocía tantas formas. Pensaba que sólo había la típica y niños que gatean y niños que no. Ya está. Pero mira, dicen que cada día se aprende algo nuevo jaja. Mi peque gateó, pero muy poco, y al estilo tradicional. Empezó por sentarse a los 5 y medio y a los 6 se puso en pie por primera vez. Cuando estaba en el suelo gateaba para llegar a lo que le interesaba, pero no para desplazarse y conocer mundo. Eso lo hizo caminando. Caminaba en la cuna y se la recorría de esquina a esquina con 6 meses y medio, y ya con 8 decidió agarrarse de mi mano para caminar por la casa y con 9 soltarse y caminar solito. Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre de Dios!!!!! El tuyo sí que iba rápido en esto de desplazarse!! Y estaba hecho un toro, jaja... La Cachorrina es más lentorra y con 9 meses todavía no ha dado ningún pasito, aunque se aguanta bastante bien de pie. Un besínnn

      Eliminar
  10. Justo hace unos días escribo un post sobre gateo. A Coquito le daba por gatear a lo remero y ya tardaba.... nos sorprenden cada dia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que leo el estilo remero es el más extendido, jaja, supongo que es el más cómodo para ellos. Me leeré tu post!! Mua!

      Eliminar
  11. Jajaja, mi sobrino también iba a culetadas. Tengo un vídeo en el que recorre un pasillo de unos 8 metros en 5 segundos, jajaja (igual he exagerado un poco porque ni sé los metros ni he comprobado el tiempo del vídeo, pero iba rápido rapidísimo). Iba embalado y de ahí a caminar. De hecho, no le costó mucho el cambio porque apenas lo recuerdo (igual que sí que recuerdo que a su hermana le costó un montón soltarse).
    A ver si mi peque se decide por salir de la barriga de mamá en la que está tan calentito y tan agustito y pasan los primeros meses que me da a mí que son un poco "aburridos", para poder contarte si culea, gatea o pasa olímpicamente de todo como su madre, que me levantaban del suelo en brazos y seguía con la posición de sentada, jajaja.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que los primeros meses están menos graciosos porque todavía no hacen muchas cosas y están más tranquilitos, pero también tienen su punto, jaja... Aunque reconozco que ahora que empieza a jugar e interactuar más y que ves sus progresos a diario empieza a molar mucho más (aunque sea agotador!!!!!). Besos y a ver cuando sale ese peque!!

      Eliminar
    2. En el momento en que tú me contestabas a este comentario, yo estaba de camino al hospital, jejeje. A ver si mañana me dejan el peque y las visitas y acabo de preparar la entrada en la que os cuento cómo fue y os enseño alguna fotillo.
      Un besazo guapa.

      Eliminar
    3. Sí??!!! Enhorabuena!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Ahora disfruta mucho de tu peque y ya habrá tiempo de ponerse a actualizar. Comprendemos que tienes cosas más importantes entre manos, jejeje... Un besazo!!!

      Eliminar