martes, 8 de abril de 2014

Los abuelos

Esta semana hemos tenido visita en La Isla, y es que mis suegros no se aguantaban ni un día más sin ver a la Cachorrina -mis padres tampoco, y por eso ya tienen también comprados sus billetes desde la misma semana que nos mudamos-, así que hemos podido volver a disfrutar en todo su esplendor de ese fenómeno de la naturaleza curiosísimo que son los abuelos.

Lo cierto es que yo nunca me había parado a pensar en qué era lo que un abuelo sentía por sus nietos, que obviamente no son lo mismo que los hijos, pero que se disfrutan de otra manera, sin cargas. Cuando me quedé embarazada supuse que a los futuros abuelos les haría ilusión, pero no sabía hasta qué punto podía entusiasmarles la idea de tener un nietín o nietina al que mimar, malcriar, con el que jugar y al que devolver a sus padres cuando las cosas se pusieran feas (vamos, que el Cangués y yo lo que queríamos cuando nos aventuramos en esto de la paternidad, era ser abuelos, que mola más, pero no lo sabíamos). Y desde luego no tenía ni idea de que su amor por la Cachorrina sería tan desmesurado. 

Por eso, una de las cosas que nos ha regalado la paternidad al Cangués y a mí es el ver a nuestros padres ilusionados y emocionados como niños pequeños la mañana de Reyes ante la mera presencia de la Cachorrina, qué digo presencia, ante una foto, un vídeo o una pedorreta al móvil. 

Y es que los abuelos no sólo mueren de amor y de babas por sus nietos, sino que parecen olvidar que algún día ellos fueron padres y criaron a sus propios cachorros, porque de pronto todo lo que rodea al nieto les parece nuevo y se sorprenden con cada progreso y aprendizaje de los bebés como si nunca hubieran visto uno y piensan que su nieto o nieta es el más listo y el más espabilado porque ya hace esto y aquello, y parecen no querer darse cuentas de que lo mismo lo hacen todos... Y te preguntan mil veces alucinados cada cosa que hacen, y te llaman a diario para preguntar simplemente cómo durmió esa noche. Y te lo quieren secuestrar y que se lo dejes horas, días, a dormir o a comer, y poder ser ellos quienes le lleven al parque o de paseo. Quieren darles ellos biberones (casi les duele que les des el pecho porque no pueden hacerlo ellos), purés, comprarles tooodo lo que necesitan y lo que no, que les envíes fotos y vídeos en el nuevo grupo de wharsapp familiar que has tenido que crear para ello, y que se los pongas en el Skype donde le puedan cantar y hacer pedorretas aunque estén lejos, para que no se olviden de ellos. Y los cogen en brazos sin cansarse durante horas para enseñarles cosas, y se tiran al suelo a jugar sin que existan achaques que lo impidan, y los abrazan con cara extasiada y no dejan que nadie se los quite de las manos. Y sonríen con la sonrisa más grande que les habías visto en años, y los ojos les brillan y de repente parece que han rejuvenecido 20 años. Y empapelan la casa con fotos, y los tienen de fondo de pantalla en el móvil, en el ordenador, en la foto de perfil del Facebook (es que los nuestros son muy modernos), y presumen de ellos delante de todo el que se cruza en su camino, esté interesado o no, que eso es lo de menos. Y mueren de pena si tienen que vivir lejos de ellos y no pueden verlos a diario o todas las semanas, aunque sea un ratito.

Al Cangués y a mí no deja de sorprendernos la capacidad para querer a la Cachorrina que tienen mis padres y mis suegros, y la intensidad con la que viven cada día en la vida de la peque -debo decir que, además, hasta el más escéptico cae rendido ante una caída de pestañas de la peque, porque a mí suegra no le hizo ni ilusión cuando le dijimos que iba a ser abuela y ahora es la peor de los cuatro-. Así que, aunque a veces nos parezca que se ponen muy pesados, no podemos dejar de agradecer que la quieran tanto y que se preocupen por ella, porque es una suerte que estén ahí y que la Cachorrina pueda disfrutar de tener unos abuelos que la adoran.

Y a vosotr@s, ¿os sorprendieron los abuelos como a nosotros? 

¡Hasta el próximo post!

26 comentarios:

  1. Mi hijo solo tiene dos abuelos (mis padres), pero su amor desmesurado vale por seis. Me hace feliz que se quieran tanto, pero llega un momento en que no me parece ni sano. Suelo llevarlo bien, pero nuestro modo de ver la vida es tan distinto y enfrentado que no puedo relajarme ni un momento porque me la lían. A veces me gustaría sacudirme tanto estrés familiar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, la verdad es que el estrés familiar es bastante, jaja... A nosotros a veces nos agotan porque encima parecen cuestionar todo lo que haces (no tendrá frío, no tendrá calor, tápala, dale de comer no le des...). Pero es lo que toca y se ve que todos los abuelos son iguales!!

      Eliminar
  2. Pues si te cuento que la matrona del grupo de crianza nos ha contado que ahora está de moda lo de prohibir a los abuelos ver a los nietos ¿cómo te quedarías? Dice que se ha encontrado ya con varias parejas que están obsesionadas con que los abuelos malcrían a los niños, los ponen nerviosos, les alteran los ritmos de sueño y que han decidido que no deben relacionarse con nadie más que con sus padres hasta que cumplan un año y medio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, anonadada me dejas. Pues ni tanto ni tan poco no?? Yo creo que es bueno que los abuelos malcríen un poco. También juegan su papel. Todos tuvimos abuelos y somos normales. Los que no serán normales son los hijos de padres con ese grado alarmante de insensibilidad y obsesión por niños perfectos. En fin...

      Eliminar
  3. A mis padres siempre les han gustado los niños asique yo sabía que se iban a volver bobitos con los nietos, pero es que ha superado mis expectativas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que superan las expectativas de cualquiera!!! Jajaja... son agotadores!!

      Eliminar
  4. La verdad es que lo de los abuelos es un lujo! Yo aún no tengo al peque pero mis padres con mis sobrinos están como bobitos, y es verdad que sigue sorprendiendo verlo.
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuando llegue tu peque lo sufrirás en tus carnes, jaja, pero también da gusto verlos tan emocionados!!

      Eliminar
  5. Parece que este post lo hubiera escrito yo!! Lo estaba leyendo y estaba visualizando a mis padres y suegros tal cual. A mi también me maravilla y me emociona, aunque a veces también me agobia un poquito...porque vivimos todos en un pueblito pequeño y te encuentras aunque no quieras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agobiar agobian, eso es cierto, jaja, pero también es genial verles tan ilusionadas y con ese cambio tan radical que pegan!! :)

      Eliminar
  6. La transformación en abuelo da para un tesis sobre la metamorfosis más locaaaa baja. Yo me quejó mucho de ellos porque viven muy cerca pero debo decir que son de gran ayuda. Se les olvida q los bebés deben estar con sus padres uy no cuestionar nos. Gran post. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que da para una tesis. Esdigno de estudio, jaja, pero supongo que si a todos les pasa igual... ya nos tocará a nosotras!! (Y que nos sufran nuestros hijos, jaja). Un beso!!

      Eliminar
  7. Yo comparto completamente la opinión de Virginia. A mi los abuelos me tienen loquita perdida y me han agobiado mucho, pero también es cierto que también me han ayudado y me siguen ayudando mucho. Si me hicieran algo de caso cuando hablo o no cuestionaran mis actos con respecto a la crianza de Redondo sería perfecto. Pero bueno, desde luego ellos con su nieto están que no cagan, vamos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es un toma y daca, jaja, por un lado agotan pero por otro ayudan mucho y se agradece que quieran estar con los peques!! Lo de que nos cuestionen no lo pueden evitar, pero es verdad que a veces dan ganas de tenerlos castigados, jaja... Un beso!

      Eliminar
  8. Si es que se vuelven locos con los nietos,es verdad que parecen que ellos no han tenido hijos,y aunque hayan cambiado algunas cosas,a ellos todo les parece nuevo jeje.Yo también contenta de que la quieran y de tenerles pero hay veces que chocamos bastante y me ponen muy nerviosa,sobre todo mis suegros,pero es lo que hay.Por cierto si que son modernos los tuyos con whassap y todo jajaja
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me alucina que todo les sorprenda tanto como si nunca hubieran visto niños, jaja. Y es normal que a veces te pongan nerviosa porque eso nos pasa a todos!!! Los míos son modernísimossss, jaja, todo con tal de ver a la nieta!! Besossss

      Eliminar
  9. Alba desafortunadamente solo tiene una abuela, mi madre que está a 700 km de distancia :(

    Pero eso no quita que cuando se ven mi madre babee como la que más y que tenga frita a mi hermana preguntándole si le he mandado fotos nuevas, para mi madre lo del whatsaap es demasiado modelno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las nuestras están al día de todo, jaja... Los nuestros también viven lejos, pero entre móvil, whatsapp, skype y visitas, es como si los tuvieramos a todas horas con nosotros, ajja...

      Eliminar
  10. Ayyyy si esque los abuelos son únicos!! y estoy deacuerdo en todo lo que dices! A nosotros nos queda poco para comprobarlo, pero yo lo veo en mis suegros con mi sobri y lo dan toooo!!!
    Nosotros ahora estamos comprando ya todas las cositas! El cochecito ya lo tenemos, hoy vamos a encargar la cunita y comenzamos con la habitación Pru, con que ilusión se vive todo esto eh.. aaahhhh!! y ya siento a mi niñaaaaaa que emoción más grande!!!
    Un besito para las dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jo, qué guay organizando todas las cosas, con lo que mola, jaja, disfrútalo mucho Estiiiii!!!!! Y ya verás lo de los abuelos, es digno de estudio!!! Pero se ponene graciosísimos, jaja... Un besazoooooooooooooooooo

      Eliminar
  11. Sí, la verdad, es que los hijos se quieren mucho, pero en el momento que pasas a ser abuelo/a es cuando te das cuanta que a los nietos/as se quieren tanto o más. Otra cosa es que, alomejor, no estamos los abuelos preparados y, por ello, rompamos un poco los esquemas de crianza de los padres, pero bueno, esto es difícil de evitar, porque con ese lenguaje particular que tiene la cría y esa mirada que te llega al alma y que te rompe todos los esquemas, no tienes más remedio que sacarla de la cuna. Pero bueno, aunque comprendes que no lo estás hasciendo del todo bien, también disfrutas al comprobar que se siente feliz. Que le vamos a hacer: amor de abuelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HOmbre, es imposible querer más a los nietos que a los hijos. Lo que pasa que los disfrutáis más, porque las obligaciones son para los padres, y los nietos son sólo para lo bueno, jeje, por eso parece que prestan más que los hijos. Pero la verdad es que os volvéis unos blandos con ella... jaja, que es pa grabaros!!! :) Un besín abuelo!!

      Eliminar
  12. Qué bonito lo que dices Pru! Entre esta entrada y la del Cangués me tienes con la lagrimilla fuera. Prometo volver a leer todos estos post cuando yo sea mami para recrearme de lleno en esos sentimientos. Besines para la cachorrina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es que los abuelos rejuvenecen y se ponen imposibles!!! Ya lo vivirás en tus caernes, ya!! Muchos besinos guapa!

      Eliminar
  13. A mi me está costando horrores entender ese egoísmo de mis suegros que parece que quieres que desaparezcas de la faz de la tierra con tal de cuidar de su nieta y siempre les parece poco. Soy autónoma y están cuidando de su nieta desde los dos meses. La cuidan el día entero toda la semana menos los jueves, el viernes por la tarde y el fin de semana y todavía les parece poco. Hacen apología con tres meses que tiene la niña para que no la mande a la guardería antes de empezar el cole!! Y están obsesionados con ella, ya no tienen otra vida que no sea estar pendientes de la niña 24 hrs. Si puedo ir a comer a su casa algún dia por la semana ¡¡voy a ver a mi hija por dios!! casi me tengo que pelear con ellos para poder acercarme a ella porque ni me dejan...me dicen hasta como darle el biberón...tengo que contar hasta mil para no saltar....
    buffffff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento que estés tan agobiada, la verdad es que por querer ayudar, a veces olvidan quién es la madre y cuál es la función de cada uno. Aunque también tienes la suerte de contar con su ayuda, que te digo por experiencia que también se echa de menos!!! Es que el tema de los abuelos es un temón!!! Un abrazo y gracias por comentar!

      Eliminar