miércoles, 24 de abril de 2013

Ropa de cuna

Como se va acercando el momento de ir teniéndolo todo listo, con un poco de antelación a la fecha probable de parto, no vaya a ser que a la cachorrina le entre prisa por salir y nazca antes de tiempo, yo sigo haciendo mis listas de las cosas que necesitaré tener preparadas.

Después de hacer recuento de la ropina para los primeros meses y las cosas para la habitación de la peque, hoy repaso la ropa de cuna que será necesaria, como mínimo, para estar cubiertos ante las sorpresas que tenga a bien darnos la peque en forma de manchurriones, vómitos, pises y demás.



¿Qué se necesita?

- Colchón. Es una obviedad, pero lo pongo en la lista igual. El colchón debe ser adecuado para la posición correcta del bebé y que no tenga problemas con su delicada espaldita. Combiene darle la vuelta de vez en cuando para que use por igual las dos partes del colchón.

- Chichonera y edredón para la cuna. Sólo hace falta tener un juego porque al no cubrirla para dormir es más difícil que se ensucie y si hay que lavar, podemos esperar a que seque para volver a colocarlo. Cuando son bebés el edredón se les retira para dormir, para evitarnos sustos de que pueda tapar al bebé por completo por la noche y dificulte su respiración.

- 2 juegos de sábanas protectoras. Es decir, de ésas que están plastificadas y sirven para evitar que se moje el colchón.

- 2 ó 3 juegos de sábanas (bajeras y encimeras). Que sean de algodón para evitar posibles alergias de la peque.

- 2 mantas de cuna. Incluso se puede tener alguna colcha más finita, porque lo más recomendable para los bebés a la hora de dormir, al igual que para vestirles,es el método "a capas". En lugar de tener una manta muy gorda, es mejor tener varias más finitas y poder añadir y quitar capas según la temperatura de la habitación y el frío/calor que tenga el bebé. En general se recomienda una temperatura de unos 18-20 grados en la habitación para que duerma con sábana y manta. Por encima de esa temperatura puede dormir sólo con sábana, y por debajo, con 2 mantinas y colcha.


Opcionalmente también se puede necesitar: 

- 2 juegos de sábanas para el moisés o minicuna, si la vais a usar antes de la cuna.

- 2 sacos para dormir en invierno, de ésos en los que metes al bebé y le quedan sólo fuera los brazos y la cabeza.



- Sabana de seguridad para dormir. También llamada sábana fantasma, no os digo más. Sirve para que el bebé no se mueva en la cuna y se dé la vuelta los primeros meses. Yo no pienso tener, porque me dan mal rollo. No se moverán, pero sólo de verlas me agobio yo misma y la cachorrina ahí atrapada me iba a parecer una miniesquizofrénica endemoniada atada con medidas de seguridad a la cama de un psiquiátrico. 

- Cojín "antivuelco", que sirve para lo mismo que la anterior: para que la peque no se dé la vuelta, porque resulta que tienen que dormir boca arriba, y no boca abajo ni de lado, al menos los primeros meses para evitar el riesgo de "muerte súbita" (que yo pensaba que era una expresión muy brutísima y exagerada, pero resulta que es así, existe esa llamada muerte súbita, y dicho de esa manera dan ganas de atar de verdad a la niña a la cama o pasar la noche velándola como alma en pena y vigilando que no se menee).


Creo que no me dejo nada, porque almohada no utilizan y cualquier otra cosa que pueda necesitarse se verá sobre la marcha. El caso es tener listo lo imprescindible.

¿Falta o sobra algo? Seguid tan guap@s!


Fotos vía Zara Home Kids y Parabebés.

6 comentarios:

  1. No me gustan las cosas para que no se dé la vuelta, me parecen agobiantes. Además, de recién nacidos apenas se mueven, que es cuando existe ese riesgo.
    Yo he usado el método a capas, como bien dices: una sábana, una mantita más gorda y una polar de viaje. El edredón lo tengo abandonado.
    Si vas a usar carro, cuenta con otras sábanas para él. De hecho, mucha gente usa el capazo para que duerma ahí. No es tu caso, pero si es en invierno va muy bien un saco polar, que pesa poco y abriga mucho. Te ahorras la sábana.
    A mí también me ha venido bien llevar una mantita o una toquilla por si hace frío de repente, en verano si entras a un lugar con aire acondicionado.
    Por último, para la minicuna yo uso las sábanas de cuna bien remetidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me hacen mucha gracia, también me dan sensación de agobio, sobre todo la sábana esa!!! Así que no usaré nada de eso.
      Meca!! Se me olvidaba también sábanas para el capazo!! Y las toquillas o mantitas llevaré siempre en la silla, por si acaso. Gracias!! La verdad es que hay que hacer acopio de millones de cosas!!

      Eliminar
  2. Ostras es que esa sábana parece un invento diabólico!!

    Yo me esperaré a que llegue la cuna, a ver que tamaño tienen las sábanas y lo que viene en el pack y luego ya me dedicaré a comprar lo que haga falta :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa sábana es un horror!! A mí sólo de verla me da como repelús, en serio...
      Claro, es mejor esperar a tener la cuna. Nosotros tampoco hemos comprado todavía nada de lo que pongo aquí, jaja, sólo hago recuento. A ver cuándo nos ponemos a ello!!

      Eliminar
  3. Hola Pru! que tal! Siempre es bueno encontrar páginas que orienten a las nuevas mamás sobre como preparar la llegada del bebé!. Tengo un blog de manualidades para bebés, por si deseas compartir enlaces es http://manualidadesbebe-monica.blogspot.com. Un saludo y enhorabuena!.

    ResponderEliminar
  4. Hola Pru! que tal! Siempre es bueno encontrar páginas que orienten a las nuevas mamás sobre como preparar la llegada del bebé!. Tengo un blog de manualidades para bebés, por si deseas compartir enlaces es http://manualidadesbebe-monica.blogspot.com. Un saludo y enhorabuena!.

    ResponderEliminar